Skip to main content

Exploración de Marte

View Issue
NASA/GETTY IMAGES

El 18 de febrero, el rover Perseverancia de NASA aterrizó en Marte. Su misión: buscar evidencia de vida microbiana en el pasado. Algo podría haberse desarrollado muy bien en el planeta hace miles de millones de años.

No se garantizaba un aterrizaje fácil. El viaje del rover, o explorador espacial, de 300 millones de millas a la órbita de Marte llevó casi siete meses. Pero su descenso a través de la atmósfera del planeta llevó solo siete minutos. El rover del tamaño de un auto cayó a 12,100 millas por hora, con la fricción del aire aumentando la temperatura en su escudo de calor a 2,370°F.

CALENTAMIENTO Una ilustración muestra a Perseverancia y la nave espacial al entrar en la atmósfera de Marte.

NASA/JPL-CALTECH

Esta fricción también actuó como un freno. En minutos, la aeronave desaceleró. El escudo de calor se desprendió, se abrió un paracaídas y Perseverancia bajó sin rumbo al suelo.

Hubo festejos en el Control de Misiones en Pasadena, California. “El equipo está abrumado”, dijo el ingeniero Rob Manning de NASA. “Es tan irreal”.

ÉXITO Un equipo de NASA en California festeja cuando el rover aterriza en Marte.

BILL INGALLS—NASA/GETTY IMAGES

Búsqueda de pistas

Durante los próximos dos años más o menos, Perseverancia explorará el Cráter Jezero de Marte. El área tiene 28 millas de ancho. Hace unos 3.5 mil millones de años, era un lago alimentado por agua que fluía a través de canales en el borde del cráter. La atmósfera del planeta era densa además de cálida. Estas son condiciones que pueden soportar la vida.

Más tarde, Marte perdió la mayoría de su atmósfera y casi toda su agua, lo que convirtió al planeta en el desierto frígido que es hoy. Pero si hubo vida en algún momento en Marte, podrían permanecer rastros. Fósiles de esta podrían encontrarse en el lago reseco.

ATERRIZAJE Una nave propulsada por cohete baja el rover en el Cráter Jezero.

NASA/GETTY IMAGES

El trabajo principal del rover es encontrar fósiles. Pero buscará también señales más grandes de vida pasada. Podría encontrar montes rocosos y ondulados a lo largo de los bordes del cráter.

Si son similares a los de la Tierra, podrían haber sido formados por colonias, o grupos, de microbios.

Herramientas del oficio

Los controladores terrestres de NASA en la Tierra cargarán el software del rover y configurarán sus instrumentos científicos. Las herramientas del rover incluyen:

  • Una cámara para buscar señales de vida microbiana pasada;

  • Un instrumento de rayos X para estudiar partículas diminutas;

  • Un láser para romper rocas; y

  • Un instrumento que hará pruebas para ver si es posible hacer oxígeno del dióxido de carbono. Esta tecnología puede que ayude a los futuros astronautas en Marte a producir aire respirable y combustible para cohetes.

El rover además lleva un helicóptero pequeño llamado Ingenuidad. Su trabajo es hacer vuelos de prueba a través del aire poco denso del planeta. Si es efectivo, pueden construirse versiones más grandes. Estas permitirían la exploración de colinas y montañas durante misiones futuras. Este es un momento importante en la historia del vuelo: si Ingenuidad tiene éxito, será la primera aeronave en volar en un planeta aparte de la Tierra.

LISTO PARA TRABAJAR Una ilustración muestra al rover Perseverancia, con Ingenuidad debajo.

NASA/JPL-CALTECH

El rover Perseverancia es la novena aeronave estadounidense en aterrizar en Marte. La única otra nación que llegó ahí fue la antigua Unión Soviética, ahora mayormente parte de Rusia. ¿Descubrirá Perseverancia señales o hasta prueba de vida extraterrestre? Es electrizante imaginar la posibilidad.

Mensaje del espacio

Como si el aterrizaje del rover en Marte no fuera lo suficientemente emocionante, NASA sumó un toque especial: un mensaje secreto. El mensaje estaba escondido en el patrón del paracaídas del rover (en la foto). El patrón se traduce en código binario, el lenguaje de las computadoras.

NASA/JPL-CALTECH

Maxence Abela, un estudiante de computación en Francia, y su papá Jerome, descifraron el código y lo publicaron en Twitter.

Lee: “Atrévete a cosas poderosas”, el cual es el lema del Laboratorio de Propulsión a Chorro de NASA, en California.

More from Science