Skip to main content

Rastreadores de la vacuna

View Issue
ARIANA DREHSLER—AFP/GETTY IMAGES

El camión viajaba por las carreteras de California. Analistas en Washington, D.C., lo observaban de cerca. Ellos sabían el estado de su carga: la vacuna de COVID-19. La vacuna se almacenaba en bandejas. Estaba empaquetada con hielo seco, sensores y dispositivos de rastreo.

La distribución de las vacunas de COVID-19 en EE.UU. empezó en diciembre. Aquí, trabajadores en Mississippi preparan la vacuna para su envío.

PAUL SANCYA—GETTY IMAGES/POOL

Pfizer fue la primera compañía en enviar las vacunas de COVID-19 en Estados Unidos. Esto fue en diciembre de 2020. Sus dosis deben conservarse congeladas a menos de temperaturas normales.

Los analistas vieron un problema. Dos bandejas estaban muy frías. Se le dijo al conductor que no las entregara. “Nunca salieron del camión”, dijo Gustave Perna. Él dirige la logística del programa de vacunas de EE.UU.

MICHAEL CLEVENGER—GETTY IMAGES/POOL

Enviar la vacuna de COVID-19 es difícil. Mantenerla congelada lo es aún más. Por lo que se usa tecnología para rastrearla.

Tecnología útil

Un congelador en un hospital de Kentucky contiene los viales a una temperatura muy fría.

SCOTTY PERRY—BLOOMBERG/GETTY IMAGES

Cada caja de la vacuna de Pfizer tiene un dispositivo de GPS. Además, tiene un control de temperatura. Y tiene un código de barra. Si las dosis van al lugar equivocado o se calientan o enfrían demasiado, los funcionarios lo saben.

Otra vacuna, de la compañía Moderna, ha sido autorizada. Hay más en camino. Para estar al día, el gobierno creó un software. Se llama Tiberius. Ayuda a las agencias a seguir las vacunas. “Ellas pueden entrar y obtener información muy detallada”, dice Deacon Maddox. Él trabaja para el programa de vacunas de EE.UU.

Un trabajador transporta una caja de la vacuna en el Centro Médico de Boston, en Massachusetts, el 14 de diciembre.

JESSICA RINALDI—THE BOSTON GLOBE/GETTY IMAGES

Las primeras personas en recibir la vacuna fueron los trabajadores de atención médica y las personas mayores. Hasta con el trabajo de la tecnología, las vacunas no estarán disponibles para la mayoría de los adultos en EE.UU. hasta por lo menos el comienzo de esta primavera.

El Dr. Anthony Fauci recibe su primera dosis de la vacuna, el 22 de diciembre.

PATRICK SEMANSKY—GETTY IMAGES/POOL

More from Health