Skip to main content

Niño del Año de TIME: Los Homenajeados

View Issue
ANDREW TOTH—NICKELODEON

El honor de Niño del Año de TIME reconoce a jóvenes que están haciendo un impacto positivo en sus comunidades. Junto con el ganador Gitanjali Rao, se seleccionaron cuatro homenajeados con la ayuda de un comité de niños influyentes. El comité incluyó a Dylan Gilmer (Tyler Perry’s Young Dillon), Chinguun Sergelen (All That), Little Chef Ivy (Master Chef Junior), Sky Katz (Raven’s Home), y los Niños Reporteros de TFK, Raunak Singh y Tiana Sirman. Continúa leyendo para aprender sobre estos cuatro homenajeados sensacionales.

Tyler Gordon

El estudiante del primer año de secundaria Tyler Gordon nació sordo. Cuando tenía 5 años, una cirugía le dio un poco de audición, aunque habla con un tartamudeo. En la escuela primaria, era acosado tanto que casi nunca hablaba. Pero a los 10 años, Tyler encontró su voz en el arte.

Empezó a pintar retratos de personas que lo inspiraban. En 2018, su retrato de la estrella de NBA Kevin Durant se propagó como el fuego. La mamá del jugador ofreció comprarlo. Otras estrellas que Tyler pintó y conoció incluyen Kevin Hart y Jennifer López.

Tyler tiene ahora 14 años. Este año, él ganó el Premio de Niño Prodigio Global. Desde su casa en San José, California, él presenta una clase de pintura en Instagram. Tiene más de 18,000 seguidores. Tyler dice que aún es acosado pero la pintura es una manera de sobrellevarlo. “Me ayuda a dirigir mi mente a otra parte”, dice. Espera también mostrar a otros niños cómo usar el arte para superar desafíos. —By Olivia B. Waxman

Jordan Reeves

ANDREW TOTH—NICKELODEON

Tener una extremidad diferente le ha permitido a Jordan Reeves visualizar un mundo más accesible. Jordan, de 14 años, es de Columbia, Missouri. Ella nació con un brazo izquierdo que dejó de crecer debajo del codo. Esta diferencia física encendió su pasión por el diseño. Jordan cree que el diseño puede empoderar a los niños con discapacidades. Es por esto que ella y su mamá cofundaron Born Just Right (Nacidos a su justa medida). Brinda recursos de diseño y STEM para niños con diferencias físicas. De esta manera, pueden idear sus propias soluciones.

“Niños con discapacidades tienen un punto de vista diferente en el mundo, porque el mundo no está hecho para nosotros”, dice Jordan. “Tenemos esta mentalidad de diseño porque crecemos solucionando problemas”. Durante el verano, Jordan fue una de las 30 personas honradas para el aniversario de la Ley de Estadounidenses con Discapacidades. Ahora, ella y Microsoft diseñarán una guitarra que personas con desafíos físicos pueden tocar. —By Cady Lang

Bellen Woodard

BRITTON ORRANGE—NICKELODEON

Bellen, de 10 años, está en una misión de inclusión. Ella ha creado una línea de crayones en tonos que reflejan el amplio espectro de colores de piel que ella ve en el mundo. Bellen, una estudiante de quinto grado de Leesburg, Virginia, es conocida como la primera activista de crayones del mundo. Con el apoyo de sus padres, ella presentó ‘Más que durazno’ en la primavera de 2019. La organización sin fines de lucro dona a niños Cajas de Pinturas de crayones multiculturales y cuadernos de bocetos.

La idea provino de uno de los compañeros de clase de Bellen cuando le pidió un crayón “color piel”. Bellen era la única niña negra en su grado. Ella sabía que el compañero quería decir el crayón de color durazno. “El crayón durazno es un color de piel”, dice. “¿Pero es el único? No, no lo es. Por lo que decidí hacer diferentes tonos de duraznos y marrones, con la esperanza de igualar a todos, incluyendo a mí, mis amigos y compañeros de clase. A todos”. —By Jasmine Aguilera

Ian McKenna

BRITTON ORRANGE—NICKELODEON

Ian estaba en tercer grado cuando se enteró que algunos niños en su escuela en Austin, Texas, no tenían comida suficiente en sus hogares. Él quería ayudar. Por años, ha tenido una huerta con su mamá. “Pensé, soy bueno en jardinería”, dice Ian, ahora de 16 años. “Tal vez puedo empezar una huerta únicamente para alimentar a estas personas necesitadas”. Ian persuadió a su escuela a separar un lugar para una huerta. Pidió a la comunidad donaciones de semillas y equipo. Otros estudiantes donaron su tiempo.

Siete años más tarde, el proyecto Huerta Generosa de Ian se expandió a cinco escuelas. Ha provisto más de 20,000 libras de alimentos orgánicos a familias de Austin y bancos de alimentos. Cuando apareció el COVID-19, Ian empezó a cocinar comidas para las personas con hambre. Empezó clases en línea, una línea directa de jardinería y clases virtuales de cocina. “El hambre no se detiene”, dice. “No me detendré hasta que este lo haga”. —By Aryn Baker

More from Community