Skip to main content

Salvar a las monarcas

EHUGHES—GETTY IMAGES

En los años 80, alrededor de 4½ millones de mariposas monarcas pasaban el invierno en la costa de California y norte de México cada año. “Había bosques de mariposas monarcas que parecían hojas en los árboles”, dijo Elizabeth Crone a TIME for Kids. Ella es una profesora en la Universidad Tufts. Está en Massachusetts. Crone estudia las monarcas.

COMO HOJAS EN ÁRBOLES Las mariposas monarcas se reúnen en un árbol de eucalipto en la costa de California en 2018.

GEORGE ROSE—GETTY IMAGES

En 2020, se contaron menos de 2,000 monarcas en California. Su población se redujo en más del 99%. “La disminución ha sido muy impactante”, dice Hillary Sardiñas. Ella trabaja para el Departamento de Pesca y Vida Silvestre de California (CDFW). En el oeste, “la gente no ha visto monarcas por muchos años”.

El CDFW, River Partners y otros grupos quieren cambiar esto. Ellos empezaron el año pasado a plantar 30,000 algodoncillos en California. Las monarcas necesitan el algodoncillo para sobrevivir. ¿Salvará este plan a la especie?

Monarcas y el algodoncillo

Las monarcas se reproducen únicamente donde crece el algodoncillo. Las hembras ponen huevos en este. Las orugas monarcas lo comen. La planta es venenosa para muchos animales. Pero no para las monarcas. Sus venenos se acumulan en el cuerpo de la mariposa. Esto hace que la monarca sea mortal para predadores.

¿QUÉ HAY DE ALMUERZO? Las monarcas necesitan el algodoncillo para sobrevivir. La planta es alimento para las orugas monarcas.

COURTESY CHERYL SCHULTZ

En California, el algodoncillo ha “virtualmente desaparecido” debido a la agricultura, según Cheryl Schultz. Ella enseña en la Universidad Washington State. Ella es una asesora en el proyecto. Schultz dice que el objetivo “es colocar suficientes algodoncillos en el paisaje para que cuando las monarcas migran y dejan la costa, puedan encontrar lugares para reproducirse”.

ALGODONCILLO IMPORTANTE Algodoncillos de desierto, llamativo y de hoja estrecha (fotos) se plantaron para ayudar a las monarcas en California.

COURTESY RIVER PARTNERS

Hay dos grupos de mariposas monarcas en América del Norte. Las monarcas del este viven al este de las montañas Rocallosas. Ellas migran hacia el sur a México en el otoño. Ellas vuelan de regreso al norte en la primavera. Las monarcas del oeste viven al oeste de las Rocallosas. En el otoño, ellas migran a California y el norte de México. En la primavera, vuelan tierra adentro.

Ambos grupos están disminuyendo. Los científicos culpan a la pérdida del hábitat, el cambio climático y los pesticidas. Pero las monarcas no están en la lista de especies en peligro de extinción. El Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos dijo el año pasado que las mariposas merecían su protección. Pero piensa que otras especies necesitan más ayuda.

En el campo

El pasado marzo, Asia Jones dirigió una cuadrilla para River Partners. Trabajó en el Área Silvestre Yolo Bypass. Los miembros del equipo plantaron rizomas de algodoncillo. “Ellos caminaban en línea recta en una hilera”, dice Jones. “Cada tres pies, excavaban rápidamente un agujero y colocaban un rizoma”.

TIEMPO DE PLANTAR Una cuadrilla de River Partners planta algodoncillo en el Área Silvestre Yolo Bypass en California.

COURTESY RIVER PARTNERS

A RAUDALES Un total de 4,500 rizomas de algodoncillo se plantaron en Yolo Bypass.

COURTESY RIVER PARTNERS

Datos del próximo conteo de las mariposas monarcas del oeste se obtendrán en enero. “A las personas les gusta ver estas mariposas de color naranja brillante”, dice Crone. Schultz piensa que llevará por lo menos 10 años para que los números aumenten. “Recuperar el hábitat lleva tiempo”, dice. “Pero tengo una esperanza increíble de que podemos hacer esto”.

Tú puedes ayudar

TEDDI YAEGER PHOTOGRAPHY/GETTY IMAGES; MARKO GEBER—GETTY IMAGES (INSET BUTTERFLY); COMPOSITE BY STEPHEN BLUE FOR TIME FOR KIDS teddi yaeger photography/getty images; marko geber—getty images (inset butterfly); composite by stephen blue for time for kids

Haz tu parte para proteger a las monarcas. “Lo que quiero que los niños hagan es que se involucren”, dice Hillary Sardiñas del Departamento de Pesca y Vida Silvestre de California. ¿Cómo? Planten algodoncillos nativos. Y si estás en el oeste y tú ves una monarca, toma una foto. Cárgala al Mapa de Algodoncillo de la Monarca del Oeste. “Puedes ayudar a seguir la migración de las monarcas y comprender donde están durante el año”, dice Sardiñas. “Esto es información muy valiosa para nosotros”.

More from Environment